Esta estrategia pedagógica busca cambiar las relaciones al interior de las salas de clases, donde los estudiantes sean capaces de aprender y también de enseñar.