La implementación de la feria del trueque busca que todos los niños participen en una instancia muy entretenida, donde además de conocerse más entre ellos y compartir en una actividad en común, aprendan. En esa línea, explicó que para participar en dicha feria todos deben llevan sus “productos” e inscribirlos en el “registro civil” de la escuela y luego validar el trámite en la “notaría”. Este año, además, se abrió un “departamento de extranjería” destinado a recibir a estudiantes de otros colegios que quieran participar. “Los niños que vienen de otros lugares deben inscribirse en el departamento y luego se les entrega un pase para recorrer la feria e intercambiar sus cosas”, comentó.

A esta feria se suman otras instancias de comunión, como jornadas de reflexión, asambleas escolares, presentaciones, foros temáticos, clases vía videoconferencia para estudiantes con licencia médica, un decálogo de normas construido por cada curso según las necesidades del grupo, talleres formativos, deportivos y artísticos, entre otras que suman la participación del resto de las familias, de quienes afirma la directora, reciben mucho apoyo y compromiso.